Reclaman seguridad empresas estadounidenses en México

publicado en: Blog | 0

A causa del clima de inseguridad que se vive en diversas regiones de México, empresas estadounidenses instaladas en el país han tenido que incrementar su gasto para protegerse, lo que les resta competitividad, denunció la American Chamber México (AmCham).

Cuatro de cada 10 empresas que integran la AmCham elevaron cinco por ciento el gasto en protocolos de seguridad para prevenir y reaccionar a incidentes, lamentó Jorge Torres, presidente del organismo empresarial en México.

“Eso infla la estructura de costos y nos hace menos competitivos y menos atractivos”, señaló el directivo durante su participación en el Credit Outlook Even México, organizado por Fitch Ratings.

La ratificación del T-MEC, dijo, será insuficiente para atraer inversiones a México si no se acompaña de políticas que garanticen la seguridad en el país, porque un elemento importante para la inversión es la competitividad.

“Por mucho tratado que tengamos y que contemos con un nuevo vehículo para trabajar en conjunto los tres países, si hay políticas y estrategias en el ámbito de la seguridad que no son eficaces, esa intención de inversión y crecimiento se inhibe”, destacó a nombre de la AmCham, que tiene entre sus miembros a compañías como General Motors, HP, FedEx y Manpower.

De acuerdo con el directivo, unas 532 empresas de las mil 400 que integran a la AmCham tuvieron que elevar gastos para incrementar la seguridad de sus operaciones.

Estados Unidos es el principal país exportador de empresas a México. De las 62 mil 638 compañías de origen extranjero que operan en el país, 48 por ciento proviene de esa nación, según datos de la Secretaría de Economía.

“El T-MEC debe ir acompañado de políticas públicas renovadas, actualizadas a una nueva realidad de México y que incentiven la inversión, que fomenten la formalidad, que sean políticas eficaces y efectivas para combatir la corrupción”, subrayó.

El presidente de la Cámara de Comercio de Canadá (CanCham), Armando Ortega, agregó que si bien no se vislumbran trabas para la ratificación del T-MEC por el Congreso de ese país, uno de los retos más significativos es el estado de derecho y la seguridad en México.

Recordó que la empresa Americas Gold and Silver paralizó su producción en Cosalá, Sinaloa, debido a un bloqueo a sus instalaciones. Como este caso recordó otros, como el de Newmont Goldcorp, que perdió tres meses de productividad el año pasado por el bloqueo en la mina de Peñasquito.

De las mineras que operan en el país, 66 por ciento es de origen canadiense. Para estas empresas, uno de los incentivos más importantes es la aplicación del estado de derecho y el mejoramiento en las condiciones de seguridad, indicó Ortega.

Al hablar de estado de derecho, el representante de la iniciativa privada canadiense en México se refirió también a lo que calificó como “embates” que no dan claridad a las inversiones en México, en particular para las empresas del sector energético.

Las inversiones canadienses continuarán con cautela, a menos que en los próximos días, en la presentación de los proyectos de energía del plan de inversión del gobierno federal y los empresarios del país se dé luz verde para que haya mayor participación privada, apuntó.

Charles Seville, director de calificación soberana en Fitch Ratings, consideró que problemas de gobernanza en México y la deuda de Pemex ponen en riesgo la calificación del país.

Deja un comentario